La Ruta de la Evidencia Nutricional Basada en Marketing

L

por Cecilia Castillo.

Mucho se ha hablado del cabildeo o “lobby” que desarrollan las compañías farmaceúticas, los conflictos de interés derivados de estas acciones y la prescripción de medicamentos de marca por sobre los genéricos. Pero poco se ha escrito acerca de las acciones desarrolladas por las empresas de alimentos que utilizan estrategias semejantes a las de las compañías farmaceúticas. Estas pasan desapercibidas, porque comer es algo tan natural, que las acciones promocionales no nos parecen una práctica inadecuada, ni pensamos que influyan en nuestras decisiones, ya sea como consumidores o como médicos propiamente tal.

Esta es la historia del Dr. Emair y la de muchos de nosotros. El Dr. Emair es un médico de mediana edad, con una especialidad y un máster. Es un profesional abnegado, inteligente y responsable. Estudia mucho, lee y participa en más de una sociedad científica y asiste con frecuencia a congresos y activades relacionadas.

En la Universidad de BRU, en un lejano país europeo, un grupo de investigadores ha decidido comenzar a investigar sobre un componente denominado Nutra-SUPER. Este ha llamado poderosamente la atención de una importante compañía de alimentos que financiará la investigación y ha puesto a uno de los científicos de su “staff” a cargo del estudio. Los resultados, revisados por la compañía y su equipo de especialistas, serán publicados en coautoría con algunos miembros de la Universidad de BRU. La publicación en una revista científica con revisión por pares e indexada a numerosos buscadores destaca los efectos del Nutra-SUPER en la salud de la piel y aparece con la debida declaración de conflictos de interés. Otros investigadores del grupo reanalizan la base de datos, incorporan otras variables y publican otros artículos con resultados semejantes, pero esta vez no aparecen declaraciones de conflictos de interés, aún cuando la investigación es en esencia la misma. Estos resultados empiezan a ser difundidos en medios de comunicación masiva y diarios electrónicos, generándose un ruido ambiental acerca de la eficacia del componente Nutra-SUPER. Mientras se desarrolla el estudio, la empresa auspiciadora desarrolla un alimento de la categoría funcional que empieza a ser promocionado en televisión, diarios y revistas, incluyendo a algún rostro de la televisión quien relata los beneficios del producto. A esas alturas todos hablan del beneficio del Nutra-SUPER en la piel y quieren probar este alimento que contiene este ingrediente funcional casi mágico.

El Dr. Emair, nuestro distinguido colega, ha estado recibiendo en su consulta un sobre semanal de una empresa de alimentos con material, donde sólo se le presenta en forma resumida la existencia del componente denominado Nutra-Super, un producto con efectos beneficiosos en la salud y la piel de las personas. Pocas semanas después recibe a una joven visitadora, atractiva pero formal, que quiere comunicarle el próximo lanzamiento de un alimento con Nutra-SUPER, momento que aprovecha para invitarlo al lanzamiento del producto en un lujoso hotel. Le asegura que vendrá un experto del continente europeo de la distinguida Universidad de BRU, quien dictará un charla para mostrar los resultados de los estudios desarrollados en su laboratorio con Nutra-SUPER. La visitadora le recomienda al Dr. Emair que no falle, que el evento terminará con un cocktail, y aprovecha la ocasión para entregarle algunas reimpresiones de las publicaciones efectuadas por los académicos de la Universidad mencionada. El Dr. Emair asiste y observa que el evento ha sido un éxito, el lleno del hotel es total. El “cocktail” ha sido abundante y al final, casi saliendo, unas bellas modelos luciendo una polera de Nutra-SUPER le hacen entrega de una bolsita con el alimento+Nutra-SUPER y varios resultados de las investigaciones presentadas en distintos formatos.

Dos meses después, el Dr. Emair asiste al congreso médico anual y para su sorpresa se encuentra que unos de los principales auspiciadores es la empresa que produce el alimento+Nutra-SUPER, quien además desarrolla un Simposium Satélite para mostrar los nuevos beneficios “demostrados”, pero que esta vez serán presentados por un médico nacional, quien ha participado en numerosas reuniones del Ministerio de Salud para incluir dentro del Reglamento de Alimentos, la autorización para la declaración de mensajes saludables del componente. Nuestro buen Emair, asiste y analiza la experiencia vivida en relación al Nutra-SUPER y los beneficios en la salud de la piel.

¿Que hará nuestro buen Dr. Emair cuando llegue un paciente y le pregunte si el Nutra-Super sirve para la salud de la piel?

Alternativa 1: Le dirá que consuma dos porciones diariamente y su piel se pondrá bella. Le contará que ha asistido a todos los congresos y ha recibido toda la información científica (no dice cómo la obtuvo). Entonces dirá “consuma con confianza”.

Alternativa 2: Le dirá que ha leído la documentación, asistido a congresos y ha investigado por su cuenta. Le dice al paciente: “He concluido que esta es la forma de crear una evidencia nutricional basada en marketing. Este producto no tiene suficiente evidencia científica para que yo lo recomiende.”

¿En qué alternativa se ubica usted?

 

Acerca del autor

Médicos Sin Marca

Comentar

Por Médicos Sin Marca